ÚLTIMOS REPORTAJES Y VÍDEOS
La montaña me ha enseñado a no hacer trampas, a ser honesto conmigo mismo y con lo que hago. Afrontada de cierta manera, la montaña es una escuela indudablemente dura, a veces incluso cruel, pero sincera, lo que no siempre sucede en la vida diaria. Así pues, si traslado estos principios al mundo de los hombres, me veré considerado al instante como un tonto. Es verdaderamente difícil conciliar estas diferencias. De ahí la importancia de fortalecer el espíritu, de elegir lo que se quiere ser. Y, una vez elegida la dirección, ser lo suficientemente fuerte como para no sucumbir a la tentación de tomar otra. Walter Bonatti.

 

Mayo 2017

ZEGAMA AIZKORRI MENDI MARATOIA