I XÀTIVA NATURA TRAIL

(València)

28 de abril 2013 a las 9:00 h

Por favor, no marquéis el recorrido de la carrera ni los puntos kilométricos con pintura o espray.

La organización se encargará de marcar la carrera con balizas, que después retirará.

No tiréis los envoltorios de los geles y las barritas energéticas en la montaña.

Respeta la montaña y no dejes tu huella en ella; deja que ella deje su huella en ti.

28-04-2013

I XÀTIVA NATURA TRAIL (VALÈNCIA)

21,970 Km - 1 hora 50 minutos 42 segundos - 5'02'' el kilómetro

1º Clasificación general

En el año 2006, unos meses después de ganar la Maratón de Espadán y en Monòver la primera prueba de la liga de carreras de montaña de la federación valenciana, decidí dejar de correr porque ya no me hacía ilusión. Porque quería hacer otras cosas, que habéis podido ver en esta web durante los últimos ocho años.

Pero el año pasado volví a correr, quería probarme, quería saber cómo estaba después de tanto tiempo sin competir. Pero aquello duró poco, llegó el verano y volvimos a los barrancos y las montañas.

Llevaba siete meses sin entrenar, liado con las conferencias y el proyecto 50 Provincias 50 Montañas. Me quedaban ocho vídeos por editar de las últimas actividades que habíamos realizado y la verdad es que no me gusta nada que se me acumulen los vídeos por montar, porque uno no sabe nunca lo que le puede pasar y se quedarían perdidos para siempre en el disco duro del ordenador.

Pero cuando el día 21 de enero de 2013, hablé con Juan Pardo, presidente del Club Atletisme Xàtiva, y me dijo que iban a organizar una carrera de montaña en Xàtiva y que querían que estuviera metido en el proyecto, lo dejé todo y nos pusimos a grabar y editar el vídeo del recorrido...

Una vez terminado el vídeo, no podía hacer otra cosa que diseñarme un plan de entrenamiento express, para llegar lo mejor posible a la carrera. Tenía tres meses por delante para machacarme como en los viejos tiempos.

Elegí tres competiciones para ir cogiendo la forma: La Pujada al Castell de Cocentaina, la cursa de muntanya Font Amarga Les Salines y La Mitja Marató de Carrícola.

Y después de disfrutar más que nunca entrenando y compitiendo, ya estamos en la semana de la carrera, y la meteo marca lluvia intensa para todo el finde. Pero no hay problema, el Club Atletisme Xàtiva tiene la suficiente experiencia para organizar una carrera por montaña en esas condiciones, y además estamos seguros que el Centre Excursionista Xàtiva, Protección Civil, la Policía Local, el Ajuntament de Xàtiva y los 168 voluntarios que tenemos preparados, estarán si hace falta bajo la lluvia, cumpliendo su cometido para que los corredores y caminantes podamos correr y caminar por las montañas de Xàtiva. Gracias y enhorabuena a todos por el trabajo realizado.

Y por fin es sábado y no para de llover. Esta tarde hemos organizado la...

Ha sido bonito recordar carreras, momentos y lugares mágicos para mí, junto a mi familia, mis amigos y todos los que estaban allí.

Es una pena no poder ir a hacernos una cerveza después de la charla, pero mañana hay que competir, esta tarde deberíamos haber estado en casa relajados mirando una buena película o leyendo un buen libro, que es lo que hay que hacer el día antes de una carrera, pero tenía mucha ilusión en hacer esta conferencia en mi ciudad y lo hemos hecho. Ahora vámonos a cenar y a dormir.

"Bon dia, són les sis del matí" comienza el ritual del corredor. Lo bueno de correr en casa es que después del clásico desayuno, no tienes que conducir y puedes estar descansando en el sofá hasta la hora de ponerse las zapatillas y bajar a la Alameda.

Atrás quedaron los meses de trabajo y preparación, ahora es el momento de recoger el fruto de lo sembrado. Antes no pensaba así, antes me ponía nervioso el día de la carrera importante y eso me restaba fuerzas. Cuantas energías habré desperdiciado por culpa de la ansiedad precompetitiva en mis años de corredor. Exceso de ilusión tal vez, pero la montaña en soledad me ha enseñado a cambiar el enfoque de las cosas, a controlar toda esa energía para hacerla trabajar en mi favor, a disfrutar de lo que hago porque simplemente es lo que quiero y me gusta hacer.

Y en eso estamos, aguantando el ritmo que impone José Esteban Martínez desde la salida...
Está fuerte. Hace dos semanas entró por delante de mí en la Mitja marató de Carrícola...
... pero hoy corro en casa y tengo que darlo todo.
Mi estrategia es aguantar...
... y atacar después de la “pujà de la bicicleta”, en el descenso de la Penya de la Mel. Durante los siguientes kilómetros voy al límite, mis ojos sólo verán las piedras del sendero, mientras recorro los parajes por los que tantas veces he entrenado.

Me he escapado, pero no tengo referencias. Al pasar por la Casa de la Llum, mis amigos me animan, reconozco la voz del Quintanero, quisiera saludarles, pero no puedo, sólo tengo fuerzas para correr.

Paso por delante de la Cova Negra y Juan Pedro me da una botella de agua con isotónico, corre junto a mí durante unos metros y le devuelvo la botella. Sigo por el sendero del Canal de Bellús y Santi Carabella me anima en un cruce.

Paso por debajo de les Arcaetes y, a la entrada de la senda Valentín, Quiquito me anima. Sigo sin referencias y subo hacia el collado de la Estrella lo más rápido que puedo. Salgo al asfalto y corro hacia abajo con todas mis fuerzas, miro hacia atrás de vez en cuando pero no veo a nadie. Llego al último avituallamiento, donde me espera mi padre para darme una botellita de agua. Paso por debajo de les Arcaetes del camí de San Antoni y subo hacia el Angeliu. Antes de entrar en el bosque, miro hacia atrás y no veo a nadie. Pienso que esta carrera no se me puede escapar. Salgo al camino y Juan Pedro me ofrece otra botella de agua con isotónico: no quiero beber más, gracias amigo. Me meto en el túnel, que tiene cuatro dedos de agua en el suelo. Pero a estas alturas las zapatillas están completamente mojadas de haber pasado por más de cien charcos. Empiezo a subir por la ladera sur de la Penya Roja. Junto a la pared de roca donde tantas tardes he pasado escalando en solitario, está mi amigo el Peixo que me anima y me dice que le llevo 4 minutos al segundo. Empiezo el descenso con mucho cuidado en dirección a la Solana. Creo que voy a ganar. Cojo el sendero que asciende hasta la puerta del Socorro, miro hacia la derecha y no veo a nadie por detrás. Entro en el Castillo y la gente me anima...

Ahora es todo hacia abajo. Paso por la Cova del Lleons, por la Cova de les Gotetes, por las ermitas de Sant Feliu y Sant Josep. Ya estoy en Xàtiva. El coche de la policía local va delante de mi haciendo sonar la sirena. Las calles están desiertas, sigue lloviendo como toda la mañana, como todo el fin de semana. Corro por la Alameda hacia la meta. Estoy muy contento. A veces, en la vida, el trabajo da resultado; otras veces no, pero si te has entregado al máximo y has puesto toda tu ilusión en un proyecto, has ganado igual. Lo que importa no es llegar el primero o el último. Lo que importa es saber que lo has dado todo hasta el final. Este es mi lema.

Me abrazo con Juan Pardo, presidente del Club de Atletisme Xàtiva, sin su incansable dedicación y trabajo esta carrera no habría sido posible. Me abrazo con Carlos Martínez, coordinador de la sección de montaña del C.A.X y uno de los ideólogo de esta carrera. Me abrazo con mi madre y mi hermana, que también están en la meta.

Y junto a José Esteban Martínez y Juan Martínez, terminamos una historia que comenzó hace tres meses, o tal vez hace muchos años, no sé, porque como siempre he dicho, unas cosas nos llevan a otras, y así vamos haciendo nuestro camino en la vida.